Se ha producido un error en este gadget.

martes, 9 de febrero de 2016

Lo contrario transparente

Abrazo a la soledad
y a la noche oscura
y a los vasos dionisíacos
que se desperdigan
como ebrios mareados.

Abrazo a la compañía
y al café de media tarde
y a las cortinas abiertas 
de casas ajenas que
enfrascada observo para
curiosear un rato.

Me abruma el silencio,
la tranquilidad, el secreto.
Pero también busco
la aceptabilidad, la masa,
lo social, la verdad.

Resulto complicada,
paradójica, bochornosa,
estridente y tímida.
Me atrae la humildad
atractiva y la garra
conquistadora de
corazones.

Tiendo a hallarme
solitaria para encontrarme
a mí misma.
Tiendo a resultar enigmática
o, simplemente, llana y vulgar.
Como mejor consideres.
Parezco lo que no soy,
pero soy lo que soy:
transparente.

Puedes hablarme y escucharme,
puedo escucharte y hablarte.
O podemos escuchar el ruido
frenético de las calles.
O podemos escuchar el ruido
sordo de los campos.
O podemos escuchar el ruido
de las olas al romper.
O podemos escuchar el ruido
del tiempo que no cesa.
O podemos abrazarnos
a la vida y descubrir
su lado más
opuesto.










2 comentarios:

Alba Pelegrin dijo...

Me gusta ver que hay gente que aun se dedica a la palabra escrita y tambien me gusta lo que leo.
Pasate echa un vistazo (lo tengo algo abandonado si) http://littlesmilefree.blogspot.com.es/

JD dijo...

Tremendo, Aura. Llevo tiempo queriéndote comentar este poema pero me salen las mismas palabras de tus versos.
Solo puedo decir lo que no es inefable, que tu literatura valora el silencio y la intimidad puntual en un mundo social, sin quitarle importancia a lo más preciado: las personas.